Si hay un protagonista del mundo de la reforma integral durante el siglo XXI es, sin duda, el open concept. La llegada de las casas diáfanas y de los lofts marcó una tendencia que todavía llega hasta nuestros días. No es para menos, ya que se trata de un estilo con muchos beneficios.

Las ventajas de hacer una reforma diáfana

Aunque se podrían decir muchas cosas sobre este estilo, lo cierto es que hay tres ventajas que destacan sobre las otras, estas son las cosas buenas de realizar una reforma diáfana:

1. Más luz: independientemente de cómo esté orientada tu casa, con un espacio abierto conseguirás mucha más luz. Se trata de una gran ventaja para pisos pequeños y oscuros, aunque también funciona estupendamente en el resto de casos.

2. Más espacio: al eliminar tabiques ganarás en metros cuadrados. Además, tendrás más libertad para distribuir las zonas a tu gusto. También será un alivio a nivel psicológico, ya que la casa se verá menos cargada.

3. Más sencillo de limpiar: cada área del hogar se convierte en multiusos, por lo que tendrás menos muebles y accesorios a la vista. Así es que tendrás menos que limpiar. Tampoco tendrás que salvar tabiques con la aspiradora o la fregona.

Qué debemos tener en cuenta en las reformas de casas

Hacer una reforma de este tipo en realidad es muy fácil y puede hacerse de forma segura. Suele salir más barato, ya que no hay que levantar paredes. Además, solo tendrás que tener en cuenta los muros de carga a la hora de hacer la planificación de las reformas de casas diáfanas. Como ves, es muy sencillo hacer una reforma integral para convertir tu piso en un espacio abierto. Puedes empezar a disfrutar de todas sus ventajas en muy poco tiempo. Si te animas, no olvides contar con nuestros servicios profesionales para conseguir la casa de tus sueños.